Punta Rasa, Reserva Natural y Faro San Antonio

El mes pasado tuve la oportunidad de pasar dos fines de semana con amigos en la Costa Atlántica y conocer un maravilloso lugar llamado Punta Rasa…

Está ubicada en la localidad de San Clemente del Tuyú, Partido de la Costa, en el extremo Sur de la Bahía de Samborombón y en la punta Norte del Cabo San Antonio. Es el límite exterior del Río de La Plata, en el centro este de la Provincia de Buenos Aires.

Lo mágico y curioso es que allí se funden las aguas del Río de La Plata con las del mar (Océano Atlántico), allí donde el sol sale sobre el mar y se pone sobre el río, donde uno escucha con un oído el sonido del mar y con el otro el sonido del río simultáneamente…

Punta Rasa es una brazo de tierra principalmente arenosa, de 522 hectáreas, que se interna en las aguas, que sufre las inclemencias del tiempo como las altas temperaturas durante la época estival, las crecidas del mar que inundan las zonas bajas del terreno, las lluvias y los fuertes vientos. Ubicada a aproximadamente 17 km. de la ciudad, se accede por un angosto camino de tierra que se torna intransitable los días de fuertes lluvias. Dicho camino atraviesa la “Reserva Natural Punta Rasa”, una zona de dunas, playas, pastizales, médanos cubiertos de cortaderas, zonas bajas con agua de mar o de la bahía…

Hay gaviotas, golondrinas, garzas y flamencos. Todos los años, para la primavera, llegan bandadas de aves migratorias, provenientes de América del Norte, para luego seguir su camino hacia el sur. También hay una gran cantidad de cangrejales y mamíferos como cuises, comadrejas, hurones, algún ejemplar de zorro gris, etc.

El camino de la reserva…

Otro de los atractivos que se observan a lo largo del camino es el Faro San Antonio, el primero de la Costa Atlántica, inaugurado en 1892 dentro del Parque Termas Marinas.

Si bien no es un lugar demasiado conocido, es muy agreste y no hay balnearios ni instalaciones sanitarias ni lugares para comer, hay que ir en auto ya que no hay transportes públicos que lleguen hasta ahí, en la actualidad se puede encontrar más cantidad de gente debido a la práctica de deportes náuticos y a la pesca.

Algunas fotos corresponden al primer fin de semana, con el cielo de a ratos gris, pero sin viento (el río estaba tan calmo que se asemejaba a una gran pileta de natación) y con calor, cosa extraña para esta época del año, en pleno otoño.

Una semana después, la historia fue muy distinta… Punta Rasa nos recibió con sol a pleno, el cielo más azul pero con todo el viento y la arena volando constantemente, con frío y con un río tan revuelto como el mar, pero conservando todo el encanto y esplendor que lo convierte en un lugar único y mágico.

Levitando en la arena…

Tal vez te interese visitar mi otro blog, Un Paseo por Buenos Aires…

Por los senderos de la Reserva Ecológica de Vicente López

Hace unos días visité, por primera vez, la Reserva Ecológica de Vicente López, ubicada a pocos minutos de la ciudad de Buenos Aires, en la localidad de La Lucila, Partido de Vicente López. Fue creada en el año 1983 como “Área de Preservación Ecológica” y se inauguró en el año 2000. Es un increíble pulmón verde que se extiende a orillas del Río de la Plata, compuesto por una laguna, varios puentes de madera y senderos de tierra que la recorren en su totalidad, rodeado todo de una exuberante vegetación, aves, plantas flotantes…

Al costado del sendero se pueden observar las cortaderas o colas de zorro

Al costado del sendero, las cortaderas o colas de zorro

Uno de los puentes que atraviesa la laguna… Tanto desde el puente como desde el mirador se puede hacer avistaje de aves. La más fácil de encontrar es la garza blanca pero, si uno se detiene a observar durante un rato, se pueden ver teros, calandrias, golondrinas, patos, gallaretas, entre otros.

Uno de los principales atractivos es su laguna artificial. Con 2 m. de profundidad, tiene una compuerta que la comunica con el río para controlar el caudal de agua y así poder mantener el nivel de la misma. Está prácticamente cubierta de plantas flotantes.

Vista de la laguna desde el mirador. Al fondo, la ciudad...

Vista de la laguna desde el mirador. Al fondo, la ciudad…

El pantano…

Camino al pantano

Camino al pantano

El pantano

El pantano

Todo es verde, una maravillosa variedad de sauces, algarrobos, aromos, ceibos… Un pequeño paraíso en plena ciudad, todo calma, el aire que se respira y el silencio interrumpido, únicamente y de vez en cuando, por el canto de las aves o por algún animal sacudiendo las ramas al pasar…

Por último, vista de la ciudad desde la reserva…

 

Tal vez te interese visitar mi otro blog, Un Paseo por Buenos Aires…

Quilmes

Quilmes es la localidad cabecera del partido homónimo y se encuentra muy cerca de Buenos Aires… a menos de 25 km. de la capital, hacia el sudeste, sobre la costa del Río de la Plata. Sus orígenes nos llevan a la fundación de Buenos Aires, en 1580 por Juan de Garay, quien repartió las tierras, “suertes de estancias” sobre la costa, desde el Riachuelo llegando prácticamente a Magdalena. Su nombre se debe a los indios Kilmes. Esta ciudad tiene gran importancia histórica ya que la costa quilmeña, en el Siglo XIX, fue testigo privilegiado  de la presencia de tropas durante las Invasiones Inglesas y de la Batalla de Quilmes, librada por el Almirante Brown.

Cuando uno escucha hablar de ésta ciudad lo primero que piensa es en la Cervecería Quilmes, fundada en 1888 por el alemán Otto Bemberg, al lado de las vías del ferrocarril. Uno de los lugares más pintorescos es el Barrio “Villa Argentina” que se creó para alojar a empleados de la compañía cervecera. En 1925 se fundó la primera etapa del barrio Villa Argentina, en terrenos adquiridos por la empresa entre la fábrica y el parque cervecero.

Sigue leyendo

Casco histórico de San Isidro

Cuando Juan de Garay fundó la Ciudad de Buenos Aires, en 1580, repartió entre sus hombres solares, “suertes de estancias”, a lo largo de la costa norte de la ciudad. En ese entonces, San Isidro formaba parte del Pago del Monte Grande o de la Costa. A fines del siglo XVIII fue elegido por algunas de las familias tradicionales de Buenos Aires como sitio de descanso, era zona de chacras y quintas; sus casas de estilo colonial con aljibes, patios y galerías. Durante 1871 se convirtió en sitio de reclusión de muchas de esas familias, que huían de Buenos Aires como consecuencia de la epidemia de fiebre amarilla… En aquella época, se tardaba varias horas en llegar hasta allí pero, en realidad, estaba tan cerca de Buenos Aires… solo a 27 km.; hoy está a un poco más de media hora de viaje.

En la actualidad es una hermosa ciudad, con zonas de casas bajas, muy arbolada, gran actividad relacionada con el Río de la Plata y con el deporte, y, por suerte, conserva muchas de esas quintas por las que pasaron personajes ilustres de nuestra historia, como San Martín, Pueyrredón y Liniers…

La Quinta La Porteña, que perteneció a Luis Vernet, primer gobernador de las Islas Malvinas.

Sigue leyendo

Tarde de domingo en el río…

Tarde de domingo, todo el sol y el calor en Buenos Aires, ideal para navegar por el Río de la Plata… Desde Olivos hasta el Muelle de Pescadores.

Puerto de Olivos

Sigue leyendo

Tigre

A solo 27 km. de Buenos Aires se encuentra la ciudad de Tigre, uno de los lugares más hermosos, en la confluencia de los ríos Luján y Paraná con el Río de la Plata. Son típicos los paseos en lancha y catamarán, el puerto de frutos con sus artesanías, los clubes de remo, museos y hosterías.

Río Luján, Club de Regatas La Marina

Río Luján, Club de Regatas La Marina

El lugar ideal para pasar un fin de semana en contacto con la naturaleza, navegando o comiendo a orillas del río de aguas amarronadas…

Sigue leyendo